martes, 29 de marzo de 2011

La función orientadora del docente actual

Actualmente se observa un cambio en el proceso educativo y en el desempeño que cumple el docente dentro de la institución educativa y la sociedad, puesto que, en el pasado se percibía un maestro tradicionalista que era considerado como el único portador de conocimiento donde el alumno tenía un rol pasivo, debía reproducir la información de la misma manera en que el maestro la trasmitía, es decir, había un enfoque memorístico, repetitivo, rígido, de la educación y de sus actores.

Esta visión del rol del docente ha sido trasformada, debido que hoy en día se fomenta una educación activa y participativa, donde se tienen en cuenta las necesidades particulares de los alumnos, y donde el docente sirve como guía y acompañante del estudiante durante su proceso de aprendizaje. Asimismo, dentro de su rol está el de ser un formador que busca en sus estudiantes no sólo el desarrollo intelectual, sino que también se interesa por garantizar la protección, el cuidado, el aprendizaje intelectual y de valores que garanticen vínculos que favorezcan la sana convivencia en la sociedad en donde se desenvuelvan.

De igual modo, el docente actual debe apoderarse de los temas transversales y enseñarlos, para que los niños garanticen sus derechos. Debe trabajar dentro del aula temas relacionados con derechos humanos, salud educación sexual, educación para el medio ambiente, valores, y prevención de desastres

Considerando esta nueva visión del docente como formador integral, surge un nuevo campo de trabajo dentro y fuera de las escuelas, relacionado con el término orientación escolar, profundizando este concepto como “un proceso de ayuda continuo a todas las personas de la comunidad educativa, en todos sus aspectos, con una finalidad de prevención y potencialización, mediante programas de intervención educativa y de desarrollo social, basados en principios científicos y filosóficos” (Osorio, M., 2009). De este modo, la orientación escolar puede ser considerada como una ayuda continua que se ofrece a los estudiantes y demás actores educativos, en temas relacionaos con el estudio, la adaptación escolar y las circunstancias que obstruyan el óptimo desarrollo integral. Por esta razón, dentro de la labor docente se deben incluir espacios y funciones que permitan su desempeño como orientador.

En esta práctica como orientador, se espera que el docente sea capaz de desempeñarse como observador crítico de posibles circunstancias o problemas que se generen dentro o fuera del aula y empañen el proceso de formación de las personas involucradas. Debe idear estrategias de prevención en posibles casos que puedan ocurrir, o del mismo modo tratamientos oportunos y adecuados en situaciones que se estén presentando. Cabe destacar que, esta labor no es sólo responsabilidad del orientador, sino que se debe crear un vínculo de correspondencia y co-responsabilidad con las demás personas que están presentes en el contexto en donde se desenvuelven los niños, específicamente con el Estado, la sociedad y la familia.

Es importante mencionar que, el rol del orientador escolar no es un trabajo que sólo involucra al docente, sino que, por el contrario, es un trabajo que, en la búsqueda del éxito, involucra profesionales de distintas disciplinas, entre las que encontramos psicólogos, psicopedagogos, terapistas del lenguaje, entre otros. Éstos cumplen una labor en equipo para diagnosticar y proponer medios de intervención coherentes y adecuados en casos específicos, evidenciándose así el principio de interdisciplinariedad, el cual es uno de los cinco principios fundamentales de la orientación escolar.

Por otro lado, encontramos inmerso en la orientación escolar el principio de prevención, el cual se refiere a la intervención del orientador antes que aparezcan situaciones específicas, que puedan empañar de forma negativa el desempeño y la formación integral de los actores educativos, y logren dejar huellas y consecuencias que detengan el máximo desarrollo de las potencialidades de los alumnos.

Cabe agregar que, el máximo desarrollo de las capacidades es otro de los principios básicos de la orientación escolar, el cual se centra en el desarrollo de las habilidades y potencialidades de las personas, siendo también un fin básico del educador como formador integral, pues éste dentro de su función como orientador, es quien debe servir de facilitador para que sus estudiantes logren alcanzar su desarrollo máximo. Por lo cual, debe conocer a cabalidad las etapas evolutivas en que se encuentran sus niños, conociendo así el alcance de sus capacidades, según las características individuales de cada niño y el contexto en donde se desenvuelven.

Se evidencia así la existencia del principio de intervención social, donde no se olvidan los factores externos en los que se desenvuelven los niños, fuera del marco escolar, entre los que podríamos mencionar la familia, la comunidad, la sociedad y el Estado, entre otros. Éstos también influyen en el desarrollo y la formación de los alumnos en sus diferentes áreas de conocimiento.

Por último, nos encontramos el principio de intersectorialidad, el cual hace referencia a la necesidad en algunos casos de apoyo externo por parte de instituciones ajenas, o sectores que puedan cooperar de forma positiva en la intervención o prevención dentro de la orientación escolar es posible concluir que el educador debe tener en cuenta grandes aspectos a desarrollar en los niños y adolescentes. Entre éstos encontramos el de protección y cuidado, por medio del desarrollo de aprendizajes significativos que brinden a los niños un ambiente sano que garantice una convivencia en paz, por medio de la creación de vínculos entre los contextos en que se desarrollan los niños y adolescentes: escuela, sociedad y Estado, que son responsables de su formación y cuidado como seres integrales. Garantizando así una educación pluricultural, en donde no se presenten discriminaciones de ningún tipo dentro de los actores educativos, a fin de evitar la exclusión y homogenización de la práctica educativa.

Adaptación realizada por: Osmery Rojas

Tomado con fines instruccionales de Orientador escolar, perfil del docente actual. Universidad del Norte. Disponible en: http://www.uninorte.edu.co/divisiones/iese/lumen/ediciones/8/articulos/orientacion_escolar_kgomez.pdf

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada